Select Page

Sones jarochos invadieron la Plaza de las Artes

Sones jarochos invadieron la Plaza de las Artes

Niños, jóvenes, adultos y adultos mayores participaron en un fandango abierto

México, 09 de abril de 2017

La Plaza de las Artes del Centro Nacional de las Artes fue sede del fandango abierto que se realizó como parte del 5º Encuentro Son Jarocho. Fiesta de las Jaranas y las Tarimas.

Por más de tres horas, niños, jóvenes, adultos y adultos mayores se reunieron en la plaza para ser partícipes de esta fiesta tradicional propia de la cultura veracruzana.  

En entrevista, Eduardo Lizalde Farías, director general y productor ejecutivo del encuentro, detalló que el fandango es un ritual fundamental de la tradición del son jarocho e importante en la música mexicana ya que construye lazos comunitarios profundos.

“En la Ciudad de México faltaba un festival con esta característica: ser plural en torno a los distintos tipos de fandango que se hacen, versan y bailan en el sotavento mexicano.

Fotografías: FSM
Conaculta

“El fandango que nosotros hacemos, por segundo año consecutivo, es una actividad totalmente abierta. Cada quien puede cantar, bailar y tocar como pueda y quiera, siempre y cuando esté en el contexto temático de cada son que se interpreta”.

Una tarima, quijadas, jaranas mosquito, primeras, segundas y terceras, requintos, leonas, panderos jarochos y un arpa fueron los instrumentos que se utilizaron para crear esta fiesta de música y danza interminable, que a pesar de la lluvia, no paró.

Versiones únicas y sorprendentes de El SiquisiríLa GuacamayaLa BambaEl Toro Zacamandú y El Colás formaron parte del repertorio que se interpretó mientras, alternativamente, los zapateadores subían y bajan de la tarima, dependiendo del son, ya que había unos sólo para mujeres, otros de coqueteo entre hombre y mujer, y unos para “un montón” de mujeres.

Tenis, sombreros, pañuelos, paliacates, trajes típicos del son, guayaberas, faldas anchas, largas o cortas, vestidos, shorts y hasta pantalones de mezclilla fueron utilizados por los bailadores, a quien este aspecto no importó, pues para ellos lo más importante era sólo bailar y sentir la música.

De acuerdo con Eduardo Lizalde, en el fandango participó público que horas antes tomó algún taller y que buscó convivir, de manera armónica, con alguno de los 50 músicos destacados del son jarocho que participan en el festival y vienen de distintos lugares de Veracruz y Oaxaca.


Información: LCL

About The Author

Danza-RevistaMX

Revista virtual de danza y disciplinas afines. El objetivo es ampliar la cultura de la danza en la población, creando un espacio para la expresión de distintas formas de pensamiento en el ámbito danza y que se reconozca el papel social de lo profesionales que lo ejercen.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ANUNCIOS

-

Facebook

Twitter

Anúnciate aquí