Una pareja de bailarines estaba en la Puerta del Sol, uno de los lugares céntricos y más concurridos de la ciudad de Madrid, España. Estaban bailando salsa y tenían a todo el público hechizado con increíbles y sensuales pasos de baile. De pronto el hombre comienza a invitar a las mujeres del público a bailar para ver quién se animaba. Entre toda la gentes estaba una mujer de 81 años que se movilizaba con un bastón y estaba acostumbrada a que le digan que estaba muy vieja para todo. Pero se animó a bailar y dejó a todo el mundo perplejo:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.