Por Julenne Esquinca y Adriana Góchez

Con la pieza Cuerpo/Puerco, Iliana Olalde, bailarina de Aksenti Danza Contemporánea, se alzó el pasado domingo con el Premio Movimiento Original en su tercera edición, evento que reúne algunas de las propuestas más jóvenes e innovadores dentro de la danza contemporánea en México.

La puesta en escena galardonada por el jurado integrado por Isabel Beteta, Maribel Michel, Mauricio Nava, Aura López y Ginés Cruz, fue un solo interpretado por la joven bailarina, en el que el cuerpo fue el centro de la obra a través de movimientos sutiles.

En segundo lugar quedó la propuesta dancística de Espartaco Martínez con la obra Sclabo; en tercero, Xomalina, de Carlos García Neri; en cuarto Sin expectativas, de Jorge Abraham Guillén Ortiz; y en quinto lugar De la Serie de estudios sobre querer decir algo. Estudio número 2, de Francisco Carrera.

El evento que forma parte del Encuentro Creadores de Danza, organizado por el coreógrafo y bailarín Raymundo Becerrill Porras, consistió en dos días de propuestas originales de ocho minutos, en el Teatro de la Danza del Centro Cultural del Bosque.

El pasado sábado pudimos ser testigos de propuestas que abordaron el paisaje urbano, el hip-hop, las cumbias, el movimiento a partir de la vocalización, tensiones corporales a partir de objetos, así como fusiones con artes marciales y mucho, mucho butoh…

Entre las piezas que más captaron nuestra atención se encuentran la coreografía The Definition of Happiness, de Víctor Tepayotl  -una pieza que jugaba con las líneas de composición y las tensiones creadas entre los cuerpos de los bailarines y los materiales- , la fusión con artes marciales de Sandra Villavicencio y la pulcritud de la técnica mostrada por el dueto de Jorge Abraham Guillén Ortiz en Sin Expectativas.

La pieza favorita del público esa noche fue Kintsugi de Dora Hagerman Una pieza que, como su nombre en japonés describe, relata la historia de la herida; una herida emocional o física que evoluciona hasta la absoluta libertad. Esta obra mostró varios elementos de la danza butoh y un elemento de sorpresa: la bailarina emergió de una especie de capullo de cartón.

Nos dio gusto saber que en la lista ganadora, Sin expectativas de Jorge Abraham Guillén Ortiz figuró en el cuarto lugar, además de que gozó de una mención especial por “mejores intérpretes masculino y femenino”. En esta misma lista, también destacó la interpretación Xomalina de Carlos García Neri, ocupando el segundo puesto.

Mientras que el domingo el público pudo apreciar desde danza con música en vivo, hasta solos y obras que cuestionaron el papel del coreógrafo, el bailarín, el cuerpo en movimiento y los roles asignados a la mujer.

La obra premiada con el voto los espectadores fue La hora del Té, deYessica Basaldúa. Una puesta en escena en la que tres mujeres ejecutaban acciones de manera automática cuando un hombre sonaba una campana. Pero al final una de ellas lo descubre y todas deciden tomar el control de la campana.

También destacó De la Serie de estudios sobre querer decir algo. Estudio número 2, de Francisco Carrera, la cual hizo una sátira del trabajo de un coreógrafo. El protagonista trata de explicar al público de qué trata su obra –mientras los bailarines ejecutan movimientos robotizados– pero no tiene claro lo que quiere decir y reconoce que no tiene idea de su propuesta dancística.

Antes de la premiación la directora de la compañía Contempodanza, Cecilia Lugo, fue reconocida por su vasta trayectoria. La artista expresó sentirse muy honrada y señaló que este tipo de eventos hacen falta en México.

Será durante los próximos meses cuando los ganadores de este certamen hagan una gira artística en los cinco planteles de la Universidad Autónoma Metropolitana.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.