Adriana Góchez / adriana.gochez@danzarevista.mx

El coreógrafo y bailarín Rafael Valpuesta tiene 39 años de vivir en Estados Unidos, pero considera a México como su primera patria, por ello desde la danza lleva al mundo parte de la cultura y folclor del país de donde salió cuando tenía un año de vida y junto con sus padres, migró al vecino del norte.

Desde los siete años comenzó a aprender danza folclórica, en una época en que era difícil encontrar compañías y escuelas donde se practicaran los bailes tradicionales mexicanos; sin embargo, ahora es uno de los coreógrafos más prolíficos en Estados Unidos, es director de la compañía Resurrección Mexican Folk y formador de bailarines.

Fotografía cortesía de Rafael Valpuesta

“A mediados de los 80 del siglo XX empezó a estallar la cultura mexicana en este país, empezaron a formarse grupos de danza folclórica y fue más aceptada. Para mí siempre fue una pasión, me llamaba la atención la música, los bailes se me hacían muy alegres; era algo que se me daba naturalmente”, dijo en entrevista Rafael Valpuesta.

Gracias a su trabajo y a la promoción que hace de la cultura mexicana, la danza folclórica dejó de estar en un nivel marginal en Estados Unidos, donde sólo se reconocía al ballet clásico, el jazz y el flamenco, por ejemplo.

“Desde el inicio de mi carrera profesional decidí llevar la danza folclórica a otro nivel porque en Estados Unidos siempre ha sido vista de forma secundaria, nunca se le dio el respeto que se le daba a otras compañías de danza clásica, jazz o flamenco”, señaló el coreógrafo, quien ha trabajado con Viviana Basanta del Ballet Floklórico de Amalia Hernández.

Fotografía cortesía de Rafael Valpuesta

Y agregó: “Últimamente sí ha cambiado esta perspectiva porque hay personas como yo que se han preparado, que han estudiado diferentes tipos de danza; no sólo folclórica; ya no somos como el grupo que se presenta en la plaza o en la feria, ya la gente que no es mexicana ve en nuestras raíces algo digno que merece respeto”.

Sus lazos con México están desde la danza hasta la literatura, por ello este 2017, para conmemorar los cien años del nacimiento de la coreógrafa Amalia Hernández y del escritor Juan Rulfo, estrenará dos montajes inspirados en ambas personalidades de la cultura.

“Estoy por montar una obra inspirada en la literatura de Rulfo y Colima; en julio vamos a hacer un tributo a Amalia Hernández, llamado Cien años de inspiración. Viviana Basanta y yo vamos a presentarlo en Los Angeles, California, pero también, nos gustaría llevarlo a Bellas Artes o al Cervantino”, detalló.

Si trae dichos montajes a México será la primera vez que el artista guanajuatense pise los foros de este país, donde para él las personas deben sentirse orgullosas de los connacionales que viven en Estados Unidos porque “nunca olvidamos nuestra patria y la representamos dignamente”, afirmó.

También llama a los mexicanos que están en el país vecino que se sientan orgullosos de sus raíces y de su cultura, porque los migrantes han aportado mucho a esa nación. Por eso está seguro que en “este tiempo ya nació el primer presidente de Estados Unidos de origen mexicano”.

Fotografía cortesía de Rafael Valpuesta

Sobre El Autor

Revista virtual de danza y disciplinas afines. El objetivo es ampliar la cultura de la danza en la población, creando un espacio para la expresión de distintas formas de pensamiento en el ámbito danza y que se reconozca el papel social de lo profesionales que lo ejercen.

Artículos Relacionados

3 Respuestas

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.