Select Page

Propiedades de la kinesfera

Propiedades de la kinesfera

Los bailarines dan vida al espacio, transformándolo en algo dotado de significado y expresión. El éxito de esta empresa depende del bailarín.
Hay una diferencia sustancial entre el bailarín que siente su cuerpo moverse sin más, y el que tiene la sensación de moverse en el espacio y con el espacio. Una vez que el bailarín domina su conciencia espacial surge a su alrededor un área de tensiones. Entonces, el espectador, incluso de manera inconsciente, percibe las líneas virtuales que aparecen alrededor del bailarín, producidas por su movimiento, y ve un movimiento limpio, definido.[space height=”30″]

[space height=”30″]Kinesfera es el concepto que maneja la kinesiología o ciencia del movimiento, y por tanto, tiene implicaciones motrices. En ella, podemos hablar de ejes, planos, volúmenes, espiral, etc. Cada kinesfera es un territorio aislado del espacio general, que acompaña al bailarín vaya donde vaya. Kinesfera y bailarín tienen un mismo centro, desde el que sale la energía a través del movimiento y el foco (lugar hacia el que se dirige la atención principal; generalmente se refiere a la dirección de la mirada). Empecemos a crear el mapa de la kinesfera:[space height=”30″]
En primer lugar, la coréutica habla de unas direcciones principales. La energía, el movimiento, puede ir en cualquier dirección pero existen unas vías prioritarias que coinciden con los ejes anatómicos (primer mapa de la kinesfera):[space height=”30″][space height=”30″][space height=”30″]
Vertical, del cual depende el equilibrio. Vectores arriba-abajo.
Anteroposterior, del que depende la sensación de avance y retroceso, frente y espalda. Vectores delante-detrás.
Transversal, del que depende la sensación de simetría y la lateralidad. Vectores izquierda-derecha.[space height=”30″]
Surgen así las seis direcciones primarias. Uniendo por pares los ejes de movimiento, surgen los tres planos fundamentales:[space height=”30″]
Sagital, que divide el cuerpo en mitad derecha e izquierda.
Frontal, que divide el cuerpo en mitad anterior y posterior.
Transversal, que divide el cuerpo en mitad superior y mitad inferior.[space height=”30″]
[space height=”30″]En segundo lugar, delimitaremos las direcciones diametrales. Cruzando los planos existentes entre los principales (a 45º de cada uno) obtenemos doce vectores nuevos, correspondientes en la kinesfera a las direcciones secundarias. Surgen cuatro direcciones nuevas inscritas en cada uno de los tres planos principales:[space height=”30″]
• Sagital: delante-arriba, delante-abajo, detrás-arriba, detrás-abajo.
• Frontal: derecha-arriba, derecha-abajo, izquierdaarriba, izquierda-abajo.
• Transversal: delante-derecha, delante-izquierda, detrás-derecha, detrás-izquierda.
[space height=”30″]Estas direcciones denominadas diametrales forman el segundo mapa de la kinesfera.[space height=”30″]
[space height=”30″]Direcciones diagonales. Existe un tercer mapa, formado por lo que en geometría se llaman las dobles diagonales, cuyos polos son las ocho esquinas de una habitación. El bailarín debe situar estas direcciones de referencia en el punto de la superficie de la kinesfera en que estas diagonales la cortan. Estas diagonales, ocho vectores más, llevan aún más hacia el desequilibrio.[space height=”30″]
[space height=”30″]Sumando los vectores, mas el centro del bailarín, obtenemos los 27 puntos del famoso cubo de Rudolf Laban. Una vez conocidas las propiedades del espacio, su diseño es cuestión de elecciones. El ballet clásico, utiliza las direcciones primarias para establecer sus posiciones, y, a partir de ahí, crear su movimiento, es por tanto bastante estable, simétrico y ordenado.[space height=”30″]
[space height=”30″]Los pioneros de la danza moderna a partir de principios del siglo xx, empiezan a explorar nuevas direcciones para ampliar las direcciones estables del ballet. Graham, Humphrey y Wigman son claros ejemplos de ello. Hoy la coréutica ha evolucionado, y podemos ver trabajos muy complejos, que aplican y desarrollan las teorías de Laban en la obra de William Forsythe. Este creador desarrolla, desdobla y multiplica las posibilidades de aplicación del trabajo de Laban. Se puede ver su trabajo en el CD interactivo Improvisation technologies (Forsythe, 2003). Martha Graham, hace una muestra clara de su trabajo espacial en Diversion of Angels(Graham, 1948). Tres solos femeninos, cada una en una personalidad diferente experimentando el amor, tienen asignado un material espacial como leitmotiv: Withe Girl, usa las verticales y horizontales; Red Girl, las oblicuas, cerca del desequilibrio; Yellow Girl, las diagonales, fugazmente.[space height=”30″]
Improvisation technologies (Forsythe, 2003)
Diversion of Angels (Graham, 1948)
 
 
[space height=”30″]Cada forma coréutica, habla de la personalidad de cada una. La primera, correcta y calmada, la segunda, dinámica y apasionada y la tercera, que juega y flirtea. Con esto queremos decir, que el conocimiento del espacio, no sólo enriquece la calidad del movimiento, sino que tiene un potencial expresivo indiscutible (Preston- Dunlop, 1998, p. 126).[space height=”30″]
Además de estas vías de movimiento, existen otras propiedades en la kinesfera, que son las referentes al espacio imaginario, al dibujo que deja el movimiento del bailarín en el aire. La imaginación espacial es una habilidad difícil de alcanzar para algunas personas. Se trata de ver, no sólo una mano moviéndose, sino también la línea que ésta va dejando a su paso. En el caso del bailarín, es la capacidad de imaginar esa línea antes de que aparezca y crear esa imagen para el espectador. Además de estructurar el espacio a través del código labaniano, la coréutica establece unos modos de materializar el espacio. Mm. o modos de materializar el espacio, es la manera en que el bailarín traza el espacio y así lo hace visible para el espectador. Hay cuatro Mm (Preston- Dunlop, 1998, p. 133):[space height=”30″]
Diseño corporal. Es la línea o curva en la que se coloca el propio cuerpo del bailarín. Es un brazo estirado, mostrando una recta, o redondeado, diseñando una curva.
Tensión espacial. Es la línea imaginaria que relaciona dos puntos. Estos puntos pueden ser: del mismo cuerpo, de dos cuerpos distintos, o un punto del cuerpo y uno del suelo.
Progresión espacial. Son las líneas y curvas virtuales que el bailarín traza en el espacio al moverse. Es la intención del bailarín la que hace visibles dichas líneas de progresión para el espectador. La percepción de este modo de materializar el espacio, depende también de la intención coreográfica, lo que a su vez depende del estilo, por ejemplo: en clásico se dibuja con las piernas y los brazos, pero el trazo virtual está supeditado a la correcta colocación del cuerpo, por lo que la línea dependerá en gran medida de la amplitud articular del ejecutante. En contemporáneo se puede romper la colocación en favor de dibujar ese círculo en su máxima amplitud. Podemos afirmar por tanto, que en ocasiones para un coreógrafo contemporáneo tiene más importancia la progresión espacial que el diseño corporal, contrariamente a lo que ocurre en la técnica clásica en la que la colocación es primordial.
Proyección espacial. Es la línea virtual que aparece a continuación de algún segmento corporal, cuando el bailarín consigue proyectar la energía más allá de su cuerpo. Aparece cuando la energía no para en la punta de los dedos, y prolonga la línea de los mismos.[space height=”30″]
Como bailarín, el conocimiento de la coréutica te da la oportunidad de complementar espacialmente las intenciones rítmicas, dinámicas y dramáticas. Las estructuras espaciales facilitan la percepción del espectador que, dada la naturaleza efímera del movimiento, suele perderse parte del trabajo cuando éste no se soporta en ningún esquema espacial.[space height=”30″][space height=”30″]
FUENTE: Apunts. Educación Física y Deportes. 2010, N.º 101. 3.er trimestre, pp. 99-107. ISSN-1577-4015

About The Author

2 Comments

  1. Norma

    Maravilloso!

    Responder
  2. EG EKILIBRIO Viviana Gutierrez

    La mejor forma de comprender el espacio que rodea al bailarin como su espacio espacio personal, incluso el interno

    Responder

Trackbacks/Pingbacks

  1. Abril (abrilieve) | Pearltrees - […] el tango como baile es para personas de edad avanzada, pero la realidad es otra, platica Miguel. Propiedades de…

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ANUNCIOS

-

Facebook

Twitter

Anúnciate aquí