Morelia, Michoacán. 24 de diciembre, 2015

La fusión de la cultura purépecha y española convirtieron las celebraciones decembrinas en Michoacán en algo único, por lo que la Navidad se vive de manera especial.

En todo el territorio michoacano se preservan las tradiciones de los indígenas con detalles como la incorporación de artesanías a los nacimientos, entre otras se observan las figuras talladas en madera o hechas con hojas de maíz.

En la representación del nacimiento del niño Jesús en un pesebre de Belém, que se instalan en las casas o bien en atrios e Iglesias, también se colocan figuras como metates, ollas de barro y hasta cazos de cobre.

La virgen María porta reboso, San José, gabán y los pastores calzan huaraches y sombreros de Huetamo, pero a la escena también se suman indígenas moliendo en metate.

takariOtro ejemplo de la forma especial como se viven las fiestas decembrinas, es el municipio de Tarímbaro, donde se lleva a cabo la fiesta de Takari, la cual consiste en realizar danzas por calles del pueblo mientras se recoge heno para elaborar el lecho del Niño Dios.

Otros ritos se llevan a cabo en la zona de Uruapan, en donde tiene lugar la fiesta conocida como Uarokua, en la cual se representa el momento en que se corta el cordón umbilical al Niño Dios.

También es común el nombramiento de cargos entre los pobladores de pueblos y comunidades, a fin de que éstos tengan como responsabilidad mantener las tradiciones indígenas navideñas y a quienes se les denomina Huanánchas.

A otros se les encomienda la tarea de mantener la tradición de las danzas tradicionales de la época navideña: en San Juan Nuevo se les llama Kúrpites; en Ihuatzio, Huapanas, en Quiroga Turichas.

Las corundas, los nacatamales, el atole, el ponteduro son algunos de los alimentos que se preparan para la noche y la Navidad.

Sin embargo las costumbres ibéricas de las carnes rojas o blancas ha ganado espacio y forman parte también de la gastronomía de la temporada.

Sobre El Autor

Revista virtual de danza y disciplinas afines. El objetivo es ampliar la cultura de la danza en la población, creando un espacio para la expresión de distintas formas de pensamiento en el ámbito danza y que se reconozca el papel social de lo profesionales que lo ejercen.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.