Irene Galindo

Foto de portada: Cortesía Secretaría de Cultura

La espectacularidad, la maestría y el dominio del escenario fueron los tres ausentes durante la presentación de la Compañía de Danza México Vivo el pasado 19 de diciembre en el Teatro de la Danza.

La agrupación, dirigida por Sergio Paredes Durán, presentó un recorrido dancístico por los pasajes históricos más representativos de México en lo que pretendía ser una máquina del tiempo. Y digo “pretendía” porque la puesta en escena carece de un hilo conductor que nos guíe a través de las diferentes estampas, sin olvidarnos de los múltiples errores técnicos que distraen al público del espectáculo.

Para el director, la historia de México es lo que nos ha dotado de ricas tradiciones y de la amplia cultura que nos caracteriza. Su montaje es un intento por retratar las diferentes épocas que han dado paso a los cambios sociales, y por tanto, artísticos de nuestro país. Sin embargo, la ejecución de los bailarines -que carecen de técnica y dominio del escenario- hace que la intención se caiga y todo quede en un espectáculo de muy mala calidad dentro de un recinto que merecería una mejor programación.

Compañía de Danza México Vivo. Foto: Cortesía Secretaría de Cultura

Cabe destacar que la compañía ha representado a México en festivales internacionales en países como Bélgica, Francia, Países Bajos, Taiwan, Rusia, Portugal, Colombia, España e Italia, aunque pareciera que los bailarines no cuentan con la experiencia escénica suficiente para sostener una obra dancística de dos horas de duración. Por el contrario, evidencian la falta de entrenamiento y cometen errores de ritmo, secuencia y alineación tan graves, que ponen en duda el trabajo de un ballet que se anuncia como profesional y que además se ha presentado en recintos tan importantes como el Teatro Esperanza Iris y el Teatro de las Artes.

Lo grave es que no es la primera vez que salimos con mal sabor de boca de una función de folklore. Es claro que, en materia de danza folklórica, el criterio de programación en los teatros dista de elegir propuestas con carácter profesional y, por el contrario, llena espacios con compañías de gran producción que no dan más que la impresión de que el folklore profesional es equiparable a cualquier festival de primaria. ¡Una pena para la danza folklórica mexicana!

Sobre El Autor

Revista virtual de danza y disciplinas afines. El objetivo es ampliar la cultura de la danza en la población, creando un espacio para la expresión de distintas formas de pensamiento en el ámbito danza y que se reconozca el papel social de lo profesionales que lo ejercen.

Artículos Relacionados

2 Respuestas

  1. Juan

    Solo quiero comentar como ex-bailarin que todas esas giras que hicimos a Europa y Asia fueron con bailarines de primer nivel, que por desgracia, Sergio Paredes fue perdiendo por su avaricia y malos manejos, le dio la espalda a todos los bailarines que formamos y construimos ese curriculum tan impresionante, ahora invita a compañías de casa de cultura y a ex-bailarines de la mas pésima calidad para completar el cuerpo de baile. En fin es una lastima por que en algún momento si había propuesta y dedicación, hasta pudimos irnos de viaje con una beca de fonca (que por cierto tuvo malos manejos ya que cobro el boleto a los bailarines, cuando el fonca le dio el dinero para los pasajes)

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.