Por Argelia Villegas López

Ten cuidado con lo que deseas transformó al Palacio de Bellas Artes en un constante laberinto de paisajes infernales, cuerpos cayendo, abismos y fronteras enmarcados en una belleza extraña pero constante.

La pieza de Francisco Córdova ofreció mundos paralelos que giraban minuto a minuto, fue una danza intensa donde la angustia, sinrazón, pérdida y aislamiento fueron tomando forma.

Después de una larga estancia en el extranjero, el coreógrafo y bailarín Francisco Córdova estrenó esta obra que logró con éxito desarrollar la arquitectura de un infierno contemporáneo.

Una plataforma giratoria sostuvo dos estructuras de madera movibles que por momentos eran fronteras, otras veces abismos o paredes encontradas.

Ambientes lúgubres matizados de instantes bellos son la constante en la propuesta: la armonía de cuerpos desnudos pero encerrados, aislados, y búsquedas apresuradas hacia la nada.

Además de un versátil escenario, la iluminación fue protagonista; luz, sombra y claroscuros, tonalidades azules o grisáceas, vestían rostros desencajados que Córdova proyectó en su obra, inspirado en un infierno íntimo, personal en el que la audiencia logró encontrarse.

El Palacio de Bellas Artes se multiplicó inmerso en fronteras humeantes, la plataforma giratoria llevó al público a un viaje bellamente agotador.

Una ventana abrigaba un grupo de cuerpos cansados, mientras en las alturas divagaba algún personaje desnudo ensimismado.

Fue posible la belleza en la máxima euforia y agotamiento de los cuerpos danzantes.

Sentimientos de desolación y abandono, encuentros, desencuentros, y constantes pérdidas conquistaron a una audiencia viva que vibró con Ten cuidado con lo que deseas.

Un lleno total en el recinto más importante del país, ovacionó cariñosamente a Córdova y al cuerpo de bailarines de la compañía Physical Momentum ˃ scenic action que no repararon en entregarse plenos a esa extraña belleza que puede haber en el averno y sus contradicciones.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.