España.

Información: EUROPA PRESS.


La Fundación Juan March presentó este miércoles en Madrid el ballet La romería de los cornudos, de Federico García Lorca y Cipriano de Rivas Cherif. Esta primera interpretación en tiempos modernos, después de su estreno en 1933, trata de transmitir “lo que se está viviendo ahora” pero siendo fiel al folclore y a la cultura popular de la original.

La música del ballet, temáticamente vinculado a Yerma (1934), fue obra de Gustavo Pittaluga, uno de los principales compositores del Grupo de los Ocho. La escenografía y los figurines fueron obra de Alberto Sánchez, mientras que la coreografía original corrió a cargo de la Argentinita.

El argumento gira en torno a la romería del Santo Cristo del Paño de Moclí, una costumbre granadina que adquiere en la obra tintes orgiásticos, y trata el tema de la concesión de la fertilidad a mujeres estériles.

En esta ocasión, contará con un conjunto de cinco bailarines del Ballet Nacional Español que, dirigidos por el coreógrafo Antonio Najarro, ofrecerán una reposición con protagonismo de la danza española los próximos días 10, 13 y 14 de enero.

“Esta propuesta es una de las razones por las que la danza española sigue vigente”, ha expresado Najarro. Ha matizado que en esta ocasión el trasfondo argumental es transmitido a través de la personalidad de cada bailarín, algo que dista de la original, concebida para una gran compañía y con formato orquesta.

Por ello, “uno de los mayores retos” para el director ha sido adaptar el formato a un espacio más pequeño. “He partido de cero con la composición coreográfica debido a la diferencia del formato. Es una cuestión de transmitir los pasos pero tener libertad para hacerlo a través de la actualidad y de las bases de la danza española”, ha añadido.

Un gran reto

“En esta versión, toda la expresión corporal se apoya en la dramaturgia pero de una manera muy personal. Los bailarines son cada vez mejores actores y transmiten los sentimientos de una manera muy real”, opina.

En cuanto a la música, en esta representación se ha redondeado la partitura original de Pittaluga con una nueva composición del guitarrista José Luis Montón, que aunará tangos flamencos, bulerías y ritmos que apoyan el sentido folclórico de la partitura original.

Asimismo, se han integrado canciones que fueron escritas por el propio García Lorca que serán interpretadas por la cantaora María Mezcle, quien irá “narrando a los espectadores” lo que va ocurriendo en escena.

Por su parte, el director musical de la Fundación, Miguel Ángel Marín, ha explicado que decidieron enrolarse en esta producción debido a su objetivo de renovación de la danza española y a la “ambición intelectual” que representa La romería de los cornudos.

Por último, ha expresado que la reposición ha supuesto un aliciente para la fundación pero también ha sido “un grato reto” al tener que representar una historia de la que no existía “tradición”. “Queremos ser fieles a la época y tratar de recrear lo que fue la romería en su momento.

Esperamos que suponga una recuperación”, ha concluido. La producción se completa con una muestra documental con distintos materiales relacionados con la obra original, así como la proyección en primicia del vídeo inédito que recoge un fragmento de la producción presentada en Nueva York en 1944.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.