Hablar de esta danza es hacer una investigación que puede durar años, es una danza de origen ancestral y se cree que ha cambiado muy poco desde tiempos prehispánicos, es diferente por cada pueblo étnico que la ejecuta como los mayos, raramuris, papagos, coras, huicholes, tarahumaras, etcétera. Es hablar de una versión diferente cada vez; en este caso trataremos solo de la versión yaqui y de los mayos, quienes reivindican su identidad a través de rituales para esta danza, también llamada Mazoyiwua.

Origen de la Danza del venado

Como parte de la herencia cultural de los estados de Sonora y Sinaloa forma parte de la cosmovisión de sus pueblos indígenas.

Esta danza es una de las más antiguas que subsisten en México, de ahí su relevancia histórica y antropológica.

 

venado4

 

Simbolismo

Las culturas mesoamericanas se destacaban por su respeto hacia la naturaleza, esto se traducía en ceremonias cargadas de una gran significación en las que solían pedir permiso a la Madre Tierra antes de extraer sus recursos.

El venado fue una de los animales más trascendentales para la cultura de los indígenas mayos y yaquis desde tiempos remotos, por lo que, la Danza del Venado, es una representación de su actividad como cazadores por generaciones.

Su preparación aún es un misterio ya que guardan celosamente los pasos para este ritual que dura entre una a dos semanas de meditación, preparación espiritual y física. Solo puede ser ejecutada por los más sabios y viejos de la comunidad.

Se hace bajo los efectos de algunas sustancias alucinógenas naturales, con el fin de elevar al espíritu a un nivel máximo de sabiduría y que pueda ser conducido por el universo y sea capaz de bailar bajo las ordenes de la energía de la Tierra.

venado7

Personajes

En la danza participan personajes como el venado y los pascolas. El primero es representado por un hombre con el torso descubierto, vistiendo un faldón o rebozo que cubre sus extremidades inferiores, en la cabeza lleva un paño blanco cubriendo parcialmente sus ojos y, sobre este mismo paño, se le coloca una cabeza disecada de venado. En las manos lleva un par de sonajas que agita constantemente durante el ritual.

Los Pascolas fungen como los cazadores acechantes; utilizan máscaras de madera pintadas de negro en las que sobresalen barbas y mechones y van armados con arcos y flechas para victimar a su presa, mismas que por su estética buscan ahuyentar a los malos espíritus. Todos los danzantes portan cascabeles en las piernas y bailan descalzos.

p12150743

Los diferentes momentos de la danza hacen alusión a la lucha del venado por defender su vida ante el asedio de las flechas del cazador. El espíritu del animal es encarnado por el hombre que baila sin cesar reproduciendo el andar del venado en su huida, tal es naturalidad con la que el bailarín imita al ciervo, que por momentos parece que se está ante la presencia de un verdadero venado. La danza finaliza con los estertores del animal tendido en el suelo, vencido por los Pascolas.

La Danza del venado está incluida en la lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco, bajo la premisa de ser una tradición que refleja los valores socio culturales de un pueblo viva a través de su expresión creativa.

venado6

Tal y como la conocemos a nivel comercial es una apropiación que Amalia Hernández hizo en su momento, fue considerada de las danzas más importantes del mundo a la altura de los grandes ballets europeos. Se ejecuta con un bailarín semi desnudo, las sonajas, los ayoyotes, la pañoleta y la cabeza de venado.

 

Toda la escena es llevada a un nivel teatral propio del montaje al que pertenece. Si bien no es una versión que apasione a los antropólogos por sus rasgos exagerados y casi fuera de contexto, es parte de nuestra cultura actual y es mejor apreciarla como tal.

 

Instrumentos

La baa-wehai o bueja (tambor de agua), es un recipiente grande de barro, madera, metal o plástico, esta se queda fija en el asiento, y es llenada de agua hasta el borde, en esa agua se coloca una jícara que flote, esta tiene un pequeño orificio para sujetarla con un cordón, y así poder controlarla fácilmente con la mano izquierda. Sin que flote a la deriva. La jícara se puede percutir por la parte convexa por medio de un pequeño trozo de madera, cubierto de una hoja seca de maíz, que se sujeta con un cordón de ixtle, llamado baa jiponia y se toma con la mano derecha.

veado8

También están los hirúkiam o frotadores hechos de varas de Brasil con algunas ranuras (una es delgada y larga y la otra es lisa y más pequeña), para frotarlos hay que poner una jícara con el corte hacia la tierra que funcionará como caja acústica, y sobre el lado convexo, se coloca uno de los extremos de la vara larga ranurada, mientras que en el otro extremo se sujeta con la mano izquierda y con la mano derecha se hace el frotamiento con la vara pequeña lisa a manera de güiro, produciendo un sonido parecido a la respiración agitada del Venado.

Son dos músicos de hirúkiam, el primer músico domina los cantos primitivos y los entona en lengua yaqui. Los instrumentos del danzante, producen sonidos con sabor a tierra, agua y aire, ya que son completamente silvestres y naturales, que impactan profundamente en los espectadores.

venado1

JvR.N

Fuentes: enmexico.com, wikipedia.com

 

 

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.