Ernesto de la Teja G.

“…Tú eres la encarnación de la paz y la tranquilidad. Te encanta la poesía y el drama. Tú tienes como vehículo a un pequeño ratón.”[1]

[one_half last=”no”]

El sonido de los cascabeles que los bailarines portan en sus pies comenzaba a permear el escenario y las tenues luces desplazaban la oscuridad de aquel espacio, anunciando el despliegue de un abanico de danzas folclóricas provenientes de diferentes partes de India, cuyos ejecutantes mostraban un sello particular en la forma de ejecutarlas; desde los suaves y rítmicos movimientos de cadera de las bailarinas de Bengala Occidental hasta los vigorosos sonidos que emiten las varas rítmicamente percutidas para enfatizar los golpes con los pies en Maharashtra. Desde la graciosa habilidad para sostener las vasijas que portan agua en las danzas de Karnataka hasta los dinámicos desplazamientos sobre las rodillas que ejecutan los bailarines en Gujarat.[separator style=”1, 2, 3, 4″ margintop=”20″ marginbottom=”20″]

Y como piedras preciosas engarzadas intencionalmente en el diseño de una joya para engalanarla, de la misma forma se intercalaron coreografías de uno de los nueve estilos de danza clásica hindú conocida como Bharatanatyam, donde el bailarín muestra a través del trabajo con los pies su conocimiento en el ritmo, mientras que su cuerpo dibuja perfectamente las líneas rectas o angulares que imitan la arquitectura de los templos del sur de este país. Todas estas danzas estaban acompañadas por el vibrante sonido de las percusiones. Así fue la impresión que tuve al ver danza en India por primera vez.

[separator style=”1, 2, 3, 4″ margintop=”20″ marginbottom=”20″]

02 Bharatanatyam

[separator style=”1, 2, 3, 4″ margintop=”20″ marginbottom=”20″]

Acercarse a la expresión dancística de este lejano país, como bailarín o espectador, es una experiencia que puede generar un fuerte impacto por la combinación de muchos elementos que la integran, como son el colorido vestuario, los llamativos ornamentos, el vigoroso trabajo de los pies, las posturas y movimientos del cuerpo poco habituales, las diferentes emociones que son expresadas a través del lenguaje facial y corporal, y desde luego el tradicional movimiento del cuello, el uso de los gestos de las manos o mudras, así como el uso de la mirada para enfatizar emociones y movimientos.

[/one_half]

Al ver toda esta combinación de elementos los sentidos se estimulan y es posible que la mente del interesado también se vea asaltada por varias interrogantes: ¿Cuál es la diferencia entre danza clásica y danza folclórica en India? ¿Cómo podemos diferenciarla? ¿Por qué se le llama danza clásica? ¿Qué es lo que expresan los bailarines con su cuerpo, con sus manos y su rostro? ¿Cuál es el origen de estas danzas? ¿Qué relación hay con el yoga? ¿Cuánto tiempo se requiere para aprender uno de los estilos dancísticos de India? ¿Las mujeres y hombres pueden realizar las mismas coreografías?

Quienes se sienten atraídos por la expresión de otro pueblo deben tener contacto con la gente que la produce para adquirir una mejor comprensión de la misma. Sin embargo, no siempre es posible realizar este acercamiento, por lo que deben recurrir a las fuentes de conocimiento que están a su alcance. En el caso de los mexicanos interesados en las artes de India, y en particular de la danza, nos encontramos con la gran limitante que es la falta de información en español. Si bien es cierto que internet es hoy la gran puerta al conocimiento, son pocos los espacios virtuales que nos brindan información seria, profunda, confiable y con un lenguaje asequible al respecto.

En este sentido, la Casa de la Cultura de la India en México reconoce la importancia de colaborar con la revista virtual Danza-RevistaMX y agradece a los organizadores de este importante espacio la oportunidad de aportar información cada 15 días a los interesados y público en general, que complemente su conocimiento acerca de la danza en India, pero sobre todo, que sea un medio para difundir esta vertiente, para así crear un diálogo entre las disciplinas dancísticas de ambos países.

[1] Invocación a Ganesh, dios con cabeza de elefante, quien se cree es capaz de remover los obstáculos que se presenten en cualquier evento de la vida del pueblo hinduista.

Sobre El Autor

Revista virtual de danza y disciplinas afines. El objetivo es ampliar la cultura de la danza en la población, creando un espacio para la expresión de distintas formas de pensamiento en el ámbito danza y que se reconozca el papel social de lo profesionales que lo ejercen.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.