México.

Luego de 25 años de la última temporada en el Palacio de Bellas Artes, regresa La bella durmiente del bosque a cargo de la Compañía Nacional de Danza (CND), con nueva versión y 70 bailarines en escena

El director artístico Mario Galizzi aseguró que esta propuesta es una nueva versión de época que el público disfrutará en la Sala Principal del Palacio de Mármol, los días 21, 23, 25 y 28 de octubre, ya con localidades agotadas.

Comentó en conferencia de prensa en la Sala Adamo Boari, que la actual coreografía de La bella durmiente del bosque es diferente a la original, ya que no estarán sentados cuatro horas en un teatro para ver el ballet.

Argenis Montalvo, primer bailarín; Mario Galizzi, director artístico; Greta Elizondo,solista; mtro, Roberto Vázquez, subdirector general de Bellas Artes; Enrique Mirabal, crítico de arte

“Por eso siempre las reducciones las he trabajado con directores de orquesta, en este caso con Sylvain Gasancon, quien dirigirá a la Orquesta del Teatro de Bellas Artes en La bella durmiente del bosque”, señaló el coreógrafo argentino.

Aseguró que esta versión, basada en la original de Marius Petipa, con música de Piotr llich Chaikovski e inspirada en el cuento homónimo de Charles Perrault, es un gran ballet complejo con prólogo en tres actos.

“Aunque hemos tratado de reducir los intervalos, hacer solamente uno, con alguna introducción musical para que se puedan cambiar los bailarines el vestuario, y esto demanda un esfuerzo muy grande de producción, técnica y escenografía”, explicó el maestro Galizzi.

También dijo que es un homenaje a Petipa en el bicentenario de su natalicio, y la compañía hace gran reconocimiento a este gran coreógrafo y al ballet clásico.

La solista Greta Elizondo, integrante de la compañía, expresó tener un poco de miedo, aunque ya en el escenario cambia todo, porque se trata de un ballet importante y difícil técnicamente “para todos los que lo integramos”.

Al referirse a su personaje de la princesa Aurora, que alternará con la primera bailarina Agustina Galizzi, afirmó que es un sueño, porque cuando tenía 12 años decía: “Quiero bailar algún día La bella durmiente y ahora se está cumpliendo, pero es un rol que implica mucho el peso que tiene”, afirmó.

La historia se recrea en la corte del Rey Florestán y la reina durante el bautizo de su hija, la princesa Aurora, donde invitaron a todas las hadas como madrinas, excepto a Carabosse (Maléfica), a la que olvidaron incluir en la lista.

Enfadada, se presenta en la ceremonia y anuncia que, cuando su heredera sea una doncella, se pinchará con un huso (pequeño instrumento para hilar) y morirá.

En esta producción también formarán parte la Escuela Nacional de Danza Clásica y Contemporánea, la Academia de la Danza Mexicana y el Ballet Folklórico de México de Amalia Hernández.

Las funciones de los días 21 y 28 se transmitirán en vivo y de forma gratuita stream, y se proyectará en la pantalla gigante en el Corredor Ángela Peralta, como parte del programa La cultura a pantalla.

NTX/LGZ/ACJ

Sobre El Autor

Revista virtual de danza y disciplinas afines. El objetivo es ampliar la cultura de la danza en la población, creando un espacio para la expresión de distintas formas de pensamiento en el ámbito danza y que se reconozca el papel social de lo profesionales que lo ejercen.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.