Select Page

La bailarina Pilar Rioja recibió entre aplausos la Medalla Bellas Artes

La bailarina Pilar Rioja recibió entre aplausos la Medalla Bellas Artes

México.

Fotos: Cortesía INBA

Al recibir la Medalla Bellas Artes de manos de la directora general del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), Lidia Camacho, la bailarina mexicana Pilar Rioja agradeció a las instituciones de cultura por la presea, y al público en general por darle “el ánimo y la fuerza para seguir siempre superándome… y no pierdo las esperanzas de todavía poder bailar: cualquier día les doy la sorpresa”, dijo.

En el acto celebrado el lunes por la noche en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, la también maestra y coreógrafa recibió la medalla ante un numeroso público que le aplaudió de pie en todo momento y escuchó elogiosos comentarios del escenógrafo Guillermo Barclay (en voz de la investigadora Ariadne Yáñez Díaz) y del crítico de danza Alberto Dallal.

“Pilar Rioja es una artista de la danza, una leyenda de pasión y maestría, que a lo largo de su vida ha brindado un inigualable espectáculo de excelencia a un público ávido y agradecido”, expresó la titular del INBA al poner en manos de la bailarina de flamenco la máxima presea que entrega la institución.

En su largo peregrinar por los mejores escenarios del mundo, Pilar Rioja abrevó en todas las danzas españolas y a ellas les incorporó los ritmos mexicanos y latinoamericanos que tanto le gustan. Hizo acopio de cuanto se avenía con su temperamento para dar con algo muy suyo, único y, por lo tanto, irrepetible.

“Cuando la miramos bailar sabemos que su arte viene de lejanos lugares y no deja de admirarnos cómo se transforma sobre el escenario, cómo se crece, cómo se engrandece”, señaló la Lidia Camacho.

Pilar Rioja cuenta entre sus coreografías una que le ha sido muy celebrada y cuyo tema y carácter parecen acompañarle siempre, Teoría y juego del duende. La famosa conferencia que en 1933 diera Federico García Lorca es vuelta a impartir aquí, pero bailada y acompañada de buena música y buena poesía.

“En esta coreografía –aseguró la directora general del INBA— Pilar Rioja, antes que el ángel o la musa, evoca, como el poeta granadino, al duende, ese duende de la cultura española al que hay que ir a despertar en las últimas habitaciones de la sangre”.

Fotos: Cortesía INBA

Y agregó: “Pilar Rioja ha tenido de su lado tanto la técnica como el espíritu de la danza, que al final acaban siendo una sola cosa. De ahí su rigor y su soltura, de ahí el dominio del cuerpo y la libre expresión de los movimientos con que siempre nos sorprende. No es de extrañar que guste como gusta a los más disímbolos públicos.

“Ha sido una artista aplaudida y ansiosamente esperada lo mismo en Nueva York que en Moscú, al tiempo que ha sabido hacer verdaderos amigos entre los espectadores de los más remotos poblados de nuestro país”.

Al entregarle la Medalla Bellas Artes y decirle cuánto la admiramos y la queremos, dijo Lidia Camacho, hemos pensado en resaltar su maestría recordando unos versos que al respecto escribió para ella el poeta Luis Rius: Podría bailar en un tablado de agua sin que su piel la turbase, sin que lastimara el agua, no en el  aire que al fin es su mano el ángel que baila, no. En el aire no podría, pero sí en el agua.

En respuesta a la entrega de la presea, la bailarina de flamenco originaria de Torreón, Coahuila (1932), expresó: “Esta hermosa medalla para mí es muy significativa, porque es también del Teatro de Bellas Artes, uno de mis teatros preferidos. Cada año me presenté aquí con las orquestas de cámara, sinfónicas, con la ópera, en mis recitales; fue simpre mi meta llegar aquí, y lo logré”.

Poco antes, ante la presencia de coreógrafas como Nellie Happee y Gladiola Orozco, así como el coordinador nacional de Danza del INBA, Cuauhtémoc Nájera, la investigadora de la danza Ariadne Yáñez Díaz leyó un mensaje en el que el escenógrafo y vestuarista Guillermo Barclay dijo:

“Pilar Rioja ha viajado revelando al mundo lo extraordinario de su danza. Mexicana y de padres españoles, ella ha sabido conjuntar con su enorme talento los orígenes de la danza española con la fuerza de su tierra  mexicana, creando sorprendentes espectáculos que han recibido el elogio de las principales capitales del planeta.

“Hablar de Pilar Rioja, de su persona y de su arte, no tiene gran dificultad, solo basta encadenar una serie de elogios que nunca serían suficientes y que deberán ser superlativos tanto para su arte como para su persona. En los 40 años que he diseñado sus espectáculos he constatado cómo el arte de Pilar y su persona son de una calidad extraordinaria. El ser humano es tan grande como su arte. No podría ser de otra manera”.

En su oportunidad, Alberto Dallal señaló: Desde que nació, Pilar Rioja se apoderó de todas las modalidades de la danza española, con el duende garcialorquiano metido en el cuerpo, y así habría de convertirse en una figura de la danza en el mundo que une el vigor y la delicadeza, la fluidez y la fuerza corporales. Su vocación por la danza española se convirtió en una especie de alma, latido o elemento vital que convirtió su cuerpo en una concentrada obsesión.

“La Medalla Bellas Artes que se le confiere hoy, representa y le agradece a la enorme bailarina su notable y extensa entrega al arte de la danza. Es un homenaje a su larga, evidente e intachable trayectoria como bailarina mexicana multiformada y definitiva de la danza española. ¡Viva Pilar Rioja!”, concluyó Dallal.

Fotos: Cortesía INBA

 

About The Author

Danza-RevistaMX

Revista virtual de danza y disciplinas afines. El objetivo es ampliar la cultura de la danza en la población, creando un espacio para la expresión de distintas formas de pensamiento en el ámbito danza y que se reconozca el papel social de lo profesionales que lo ejercen.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ANUNCIOS

-

Facebook

Twitter

Anúnciate aquí