Jesús Romero, camino de bifurcaciones y elecciones

Rebeca Mundo, Homenaje Una vida en la danza Segunda época 2014 (pp.84)

Jesús Romero nació el 26 de abril de 1950 en Caracas, Venezuela, donde se dieron sus primeros acercamientos a las artes escénicas, específicamente al teatro, disciplina que estudió de 1967 a 1969 en la Escuela Superior de Teatro de Caracas. Así fue como llegó a México en la primavera de 1970 para estudiar teatro con Martha Verduzco, quien recientemente había regresado de Varsovia después de cursar estudios con Jerzy Grotowski. Curiosamente fue ella quien animó a Jesús a estudiar danza para complementar su formación escénica, y ella misma quien lo condujo a las instalaciones del Teatro Hidalgo del Seguro Social a fin de que comenzara a entrenarse con Raúl Flores Canelo, director del Ballet Independiente. La primera bifurcación de un camino reflejado en el espejo se dio cuando en el Ballet Independiente le recomendaron ir a entrenarse con la maestra Guillermina Bravo, fundadora y coreógrafa del Ballet Nacional de México (BNM), compañía donde su hermano Freddy Romero ya bailaba profesionalmente.

Y de ahí vino la elección. Jesús Romero decidió dedicarse a la danza y al año debutó ejecutando Juego de pelota, obra creada en 1968 por Guillermina Bravo, con música de Rafael Elizondo y diseños de Guillermo Barclay; la presentación se llevó a cabo en el Teatro Carlos Lazo de la Facultad de Arquitectura de la UNAM.

Ése fue el inicio de una carrera plena de empeño a través del cuerpo, de una búsqueda constante de solidez técnica, de limpieza en la ejecución, de diecinueve años en el Ballet Nacional de México. Jesús Romero recuerda las imponentes figuras de Raúl Flores Canelo y de Guillermina Bravo como los encargados de develar su camino, pero tampoco olvida a Federico Castro, Antonia Quiroz, Raquel Vázquez, sus maestros del BNM.

“La vida toda giraba en torno a la danza, era el fundamento de nuestras vidas”; tenían la inspiración, el ejemplo de la maestra Guillermina Bravo: “era una maestra en todos los sentidos, nos enseñaba a enfrentarnos a la vida sin endulzarnos el panorama, era vencer o morir…”, dice Jesús mientras describe un día cotidiano en “el Nacional”: “en la mañana, la escuela, tomar las clases de danza, y como aspirante, en la tarde se tomaba la clase de la compañía mientras se sucedían ensayos a lo largo del día: se aprendía en todo momento”. El maestro recuerda ver componer a Luis Fandiño, a Rossana Filomarino o a Federico Castro, y afirma contundente: “era una lección extraordinaria… se asimilaba la mística, la participación en todo a través de un trabajo feliz, agotador, mediado por un acuerdo de voluntades y de entrega”. En ese tiempo no se aprendía coreografía en una escuela, con un plan de estudios  determinado, sino en el oficio y gracias a la generosidad de los maestros, mediante su ejemplo, a través del ejercicio constante y abierto de la observación.

“Me tocó la época más feliz de la danza”, asegura el maestro Romero  esbozando una amplia sonrisa al recordar los tiempos de la Calle del 57. 1 “Bailábamos todo el año, cada año llegaban a Ballet Nacional maestros de la  compañía de Graham, y en las vacaciones de invierno viajábamos a Nueva  York a tomar cursos”. Una etapa en la que el maestro tuvo la oportunidad  de tomar clases con personalidades como David Wood, Takako Asakawa,  David Hatch Walker, Kazuko Hirabayashi, Alwin Nikolais, Louis Falco,  Murray Louis, Juan Antonio Rodea, Viola Farber, Tim Wengerd, Judith  Hogan, Lynn Levine, Raúl Flores  Canelo , Clara Carranco, Bill Gornel,  Ranko Ogura, Yuriko, Merce Cunningham, Diane Gray y Peter Sparling.  El intercambio con Nueva York fue constante: en 1976 fue becario del Ballet Folklórico de México para estudiar en la escuela de Alwin Nikolais en  Nueva York, y en 1978, becario del Ballet Nacional de México para estudiar  en la escuela de Martha Graham, también ubicada en Nueva York.

Continúa leyendo en: http://www.inba.gob.mx/multimedia/ebooks/pdf/9-homenajunavida2014.pdf

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.