Por Adriana Góchez

Exhibir la normalización de la corrupción, la violencia y el rechazo hacia lo diferente en países latinoamericanos, es el eje central de Jauría, una puesta en escena del bailarín y coreógrafo colombiano Vladimir Rodríguez, quien se encuentra en México haciendo una residencia artística.

Jauría procede de un trabajo que hice en 2016 en Salvador de Bahía, Brasil, donde no se concretó como pieza sino como exhibición de laboratorio. De esa experiencia surgió la idea de hablar de cosas que tenían que ver con los brasileños en ese momento, pero también de lo latinoamericano”, contó el coreógrafo a Danza-RevistaMX.

La obra en la que participan diez bailarines del Centro de Producción de Danza Contemporánea (Ceprodac) como parte de una colaboración entre el Ministerio de Cultura de Colombia y esta institución, se estrena hoy en México dentro del Encuentro Nacional de Danza 2017.

Jauría. Fotos: Alejandro Velázquez. Cortesía Ceprodac

La pieza dancística está llena de elementos teatrales que ayudan a contar cómo pertenecemos a una sociedad donde los problemas son evidentes, no estamos cómodos, pero a pesar de ello no salimos de ahí y normalizamos situaciones de violencia y problemas de convivencia, por ejemplo.

“Me pareció que era una buena metáfora la jauría, estas manadas de perros de ciudad que de manera espontánea se agrupan. De ahí surgió un gran concepto que resume de mejor manera la obra: la idea de que pertenecemos a una manada, que no necesariamente estamos bien dentro de ella, ni estamos cómodos, pero que no conocemos más que eso, que ahí nos tocó vivir”, señala Vladimir Rodríguez.

De este planteamiento surge una reflexión sobre las dificultades y problemas de esa manada. “Comparo a la sociedad mexicana, colombiana, brasileña, desde esa perspectiva, una sociedad inundada de corrupción, de violencia, de tragedia y problemas de convivencia evidentes.

“Donde normalizamos los problemas de esa masa, desaparecen personas y decimos ‘hoy cuántos fueron’, violan mujeres y decimos ‘fue casi el mismo número de ayer’, eso es lo que la obra trata de denunciar, este conformismo, esta normalización dentro de nuestra comunidad”, explica el artista. 

Para esta puesta en escena, Vladimir Rodríguez también se inspiró en tres autores que retrataban estos temas: el colombiano Andrés Caicedo, el chileno Roberto Bolaño y la francesa Virginie Despentes.

“Cuando hablo de estos temas con los bailarines resultan muy cercanos para ellos, son temas de su barrio si quieres, de colegas que han sufrido este tipo de tragedias, hay una comprensión”, destaca el fundador y director de la compañía Cortocinesis.

Jauría se presenta este martes a las 21:00 horas en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris. La entrada será gratuita.

Sobre El Autor

Revista virtual de danza y disciplinas afines. El objetivo es ampliar la cultura de la danza en la población, creando un espacio para la expresión de distintas formas de pensamiento en el ámbito danza y que se reconozca el papel social de lo profesionales que lo ejercen.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.