El pintor homenajeado colaboró con diferentes grupos de danza como escenógrafo, ingeniero de sonido, técnico en iluminación y diseñador

México, 31 de mayo de 2017

Considerado por uno de los máximos y prominentes expresionistas abstractos de México, el pintor Guillermo Zapfe (Ciudad de México, 1933-1992) será recordado a 25 años de su muerte con la exposición Zapfe. In Memoriam, que se presentará a partir del 8 de junio en V&S Galery de esta capital.

“Zapfe convirtió el acto de pintar en una escritura meditativa al darle todas las posibilidades al accidente, así como al ritmo y la energía corpóreos, no dejaba de vigilar la delicadeza del resultado final”, señaló en alguna ocasión la crítica de arte Raquel Tibol.

La especialista expresó en un artículo que en Zapfe “las formas no eran preconcebidas; las pinturas se iban haciendo sobre las telas; pero instintivamente había que llegar a una meta dentro de la poética visual”.

En la apertura de la muestra participarán los artistas plásticos consagrados como Eloy Tarcicio, René Freire, Octavio Moctezuma, Fernando Gallo, Juan Manuel Salazar, así como la presencia de Karel Zapfe, hijo de Gullermo, informaron los organizadores en un comunicado.

Guillermo Zapfe nació en la Ciudad de México el 15 de septiembre de 1933. Su padre, Wilhem Zapfe Hingst, droguero aleman, llegó en 1914 a México. Su madre Luz María Mateos, era de origen mexicano. Inició sus estudios en el Colegio Alemán Alexander von Humbolt y al egresar del nivel medio superior, se matricula en el Instituto Politécnico Nacional en la carrera de Ingeniería Electrónica.

Debido a su matrimonio con la bailarina Valentina Castro, se  vinculó con la danza y conoció a Guillermina Bravo, Raquél Vázquez, Miguel Covarrubias y Óscar Chávez. A partir de ahí colaboró con diferentes grupos como escenógrafo, ingeniero de sonido, técnico en iluminación y diseñador.

En 1955 comenzó a asistir a la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado La Esmeralda, teniendo como maestros a Benito Messeguer, pintor y muralista español arraigado en México y miembro del Salón de la Plástica Mexicana; Raúl Anguiano, fundador del Taller de Grá- fica Popular y miembro fundador del Salón de la Plástica Mexicana; y Santos Balmori, gran influyente de la generación de artistas conocido como La Generación de la Ruptura.

En los años de 1957 a 1960 trabajó como dibujante en el Instituto Latinoamericano de Cinematografía Educativa, y en 1958 participó en su primera exposición colectiva. En 1969 ganó el primer premio de pintura de la UNESCO. También formó parte del equipo que realizó la reproducción de los frescos de Bonanpak en el viejo Museo de Antropología.

En el nuevo Museo Nacional de Antropología e Historia, se desempeñó como Pintor en jefe del equipo responsable de la sala Introducción a la Antropología. En este museo se conservan dos de los murales realizados por Guillermo Zapfe: el de la sala Introducción a la Antropología y el otro en la sala Etnografía Maya. Zapfe en la Baticueva, 1972.

A principios de 1970 viajó a Alemania, Inglaterra, Suiza e Italia para estudiar las obras de los grandes maestros exhibidas en los majestuosos museos de esos países. Para entonces su propuesta estilística era más madura y orientada hacia el abstracto. Su intensidad de trabajo se desarrolló en la soledad de su Baticueva, como llamaba a su estudio ubicado en la colonia Roma de la delegación Cuauhtémoc.

Reconocido con el primer premio del Salón Nacional de Pintura, Guillermo Zapfe fue un hombre que trabajó incansablemente por y para el arte. Las camadas de artistas que formó en las diferentes instituciones donde dio clases siempre hablaron de él como un profesor exigente y propositivo, que siempre les impulsó a experimentar y soltarse.  A 25 años de su muerte, su legado sigue vivo y su arte todavía sigue impactando a propios y extraños. 


NTX/NMN

Sobre El Autor

Revista virtual de danza y disciplinas afines. El objetivo es ampliar la cultura de la danza en la población, creando un espacio para la expresión de distintas formas de pensamiento en el ámbito danza y que se reconozca el papel social de lo profesionales que lo ejercen.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.