En Japón, como en muchos otros países, los pilotos de drones tienen que cumplir estrictas regulaciones que les impiden volar estos aparatos en ciertos lugares. Sin embargo, esto no fue un impedimento para que un grupo de drones iluminados con luces LED se tomaran los cielos para interpretar un espectacular ballet acompañado de tradicionales guitarras japonesa (shamisen) en el Monte Fuji.

Usando esta tecnología, las artes escénicas se han visto enriquecidas, modificando el discurso artístico, no para rezagar la parte artística, sino enriqueciendo el discurso del mismo.

 

Aqui podrás apreciar el video:

https://www.youtube.com/watch?v=5WWwvIgGbkg

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.