México, 3 de mayo de 2017

Pies para volar. Segundo Coloquio de Danza, Infancia y Juventud alcanzó resultados muy satisfactorios por el nivel de las participaciones y de las experiencias compartidas”, consideró Héctor Garay, curador del mismo, al hablar de las conclusiones de este espacio de reflexión que se brindó la semana pasada en la Sala CCB del Centro Cultural del Bosque, in memoriam de la bailarina Johana Segura.

A lo largo de las sesiones se llevaron a cabo ocho mesas en el que especialistas, coreógrafos e investigadores de la danza en México ahondaron en diversos aspectos del arte dancístico infantil, entre ellos, los valores, posibilidades, creatividad, temáticas, dramaturgia, intervención de espacios y la complicidad de los elementos escénicos.

El promotor cultural explicó que la primera conclusión del coloquio planteó la necesidad de realizar un tercer coloquio para continuar con otros  temas a partir de la reflexión del proceso creativo, el análisis de las obras y la presentación de los espectáculos infantiles con reflexiones sobre su proceso.

“La mesa de incidencia social fue muy gratificante porque se nos habló de que hay que ver los procesos creativos con personas con discapacidad y al hablar de la primera infancia vimos la creación de metodologías específicas, prácticas y profesionales. Rafael Camino, director general del Ballet Nacional Jacchigua de Ecuador, descubrió una filosofía  en la danza de México y dijo que hacemos fábricas de bailarines repetidores, olvidándonos de la identidad”.

Gerardo Medina, maestro de danza urbana de Ciudad Juárez, planteó el trabajo dancístico en los barrios y realizó un taller en el Cenidi Danza con más de 50 participantes, afirmó. Y dentro de la danza para jóvenes, el coreógrafo Edisel Cruz consideró que la creatividad puede surgir de los aspectos oscuros, mientras que Fernando Aragón abordó la dimensión educativa de la danza, “algo interesante no solo como posibilidad de trabajo sino de incidencia en la educación porque la danza tiene una asignatura pendiente en las escuelas”.  

Explicó que las propuestas planteadas dentro del coloquio pueden repercutir en los coreógrafos para despertar la posibilidad de hacer más y mejor danza para niños ya que se trata de una vocación, especialidad y una posibilidad de incidir artística y socialmente. “Se acaba de declarar que Teatro Escolar va a ir a todos los estados del país y algo similar debería suceder con Danza Escolar”.

Subrayó además la necesidad de hacer crecer los espectáculos infantiles en calidad y cantidad para poder tener una cobertura en todo el país, además de emitir una convocatoria específica de producción de obras para niños y jóvenes para ser presentadas en diversos espacios y en las escuelas.

Por otro lado dijo que en el coloquio fue muy interesante la participación del público, ya que llegaron estudiantes de Chihuahua, niños con discapacidad, integrantes de diferentes agrupaciones, profesionales y coreógrafos; y que se cuenta con una memoria digital dentro del sitio Danzanet, además de que se hará una síntesis en video sobre las partes importantes del coloquio y una relatoría por escrito de las ponencias. “No dejaremos que se quede en el olvido todo lo que se dijo porque fue muy importante.  

“Ahora el tema rector de la siguiente emisión del coloquio será  la danza en las escuelas para que los maestros vean la posibilidad que tiene la danza en el aspecto expresivo, hacer valer en el niño sus derechos y la dimensión educativa del movimiento. Seguiremos con los procesos creativos pero más enfocados, degustados y relacionados con la escuela, y buscaremos la posibilidad de que los bailarines, jóvenes, maestros y público más abierto puedan expresarse también”, concluyó. 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.