México, 11 de agosto de 2016

El director de la Compañía Nacional de Danza (CND), Mario Galizzi, expresó que el ballet romántico Giselle es técnica, interpretativa, y emocionalmente difícil para cualquier bailarín del mundo, sin embargo, aseveró que la agrupación que comanda está preparada para presentarlo en el Palacio de Bellas Artes.

“Es la obra cumbre del romanticismo, pero el cuerpo de baile de la Compañía Nacional de Danza está lista para ejecutar esta joya del ballet de todos los tiempos”, comentó durante una conferencia de prensa en la que anunció que Giselle será llevada al máximo escenario del arte en México para gozosa observación del público.

conaculta-906-anuncio_ballet_giselle_cnd_alr_1749bPara el director de la CND, el mayor desafío que enfrentan los bailarines radica en hallar el modo perfecto de interpretar el estilo incorpóreo y etéreo original de esa pieza. “Con su enorme carga emocional, Giselle es un parteaguas en la carrera de cualquier bailarina o bailarín del mundo”, dijo el también bailarín de reconocido prestigio.

Giselle es considerada la obra maestra del ballet romántico, y emplea la más refinada técnica teatral del siglo XIX. Se trata de una obra dividida en dos actos que actualmente forma parte del repertorio clásico de las grandes compañías del mundo y se mantiene incólume en su libreto.

Éste es producto de la inspiración del poeta, novelista y dramaturgo francés Pierre Jules Theóphile Gautier, la coreografía fue realizada por Jean Coralli y Jules Perrot, y la música por Adolphe Adam.

Se estrenó en 1841 en Francia y su argumento se basa en la leyenda germánica de las Willis, espíritus de las jóvenes que mueren vestidas de novia antes de llegar al altar y que se aparecen a medianoche para penar y buscar venganza.

Giselle es la historia de amor que combina las dos facetas del romanticismo: Lo pagano y lo espiritual. Durante el primer acto se presenta uno de los momentos más interesantes, cuando el personaje principal, con la magia de la danza, se transforma de la tierna campesina en la joven traicionada por su amado “Albrecht”. La decepción la lleva a perder la razón y después la vida.

Por su tradición y belleza, Giselle es importante en el repertorio de una compañía de danza clásica, ya que es el ballet romántico por excelencia, reiteró Galizzi.

En esta temporada participarán los primeros bailarines de la CND, Agustina Galizzi, Ana Elisa Mena, Blanca Ríos, Argenis Montalvo y Erick Rodríguez, así como los solistas Elisa Ramos y Sebastián Vinet.

Por último, Mario Galizzi puntualizó que el ballet Giselle se debe interpretar con el corazón, “porque es la madre de todas las danzas conocidas hasta hoy día”, y prometió la mejor de todas sus representaciones.

 

Sobre El Autor

Revista virtual de danza y disciplinas afines. El objetivo es ampliar la cultura de la danza en la población, creando un espacio para la expresión de distintas formas de pensamiento en el ámbito danza y que se reconozca el papel social de lo profesionales que lo ejercen.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.