México, 25 de agosto de 2016

Con una propuesta que conjuga varios lenguajes y estilos dancísticos, se presentó este martes y miércoles, en el Teatro de la Danza del Centro Cultural del Bosque, el Ballet Nacional Dominicano (BND), con el trabajo coreográfico Guara ar iu filin?, proyecto dirigido por Mercedes Morales, creado en 2015 por Francisco Centeno.

ballet_nacional_dominicano_fsm_5637bSobre el escenario una reflexión sobre el amor, el desamor y las relaciones personales. Desde la particularidad de la cultura dominicana a través del movimiento, esta catarsis escénica plantea la incapacidad que tenemos de sentir y dar cabida a las emociones, nuestros miedos y sentimientos ocultos, la necesidad de hacer una pausa para darle tiempo a aquello que llevamos dentro.

Guara ar iu filin? presenta al público una composición que toma la técnica corporal y la estética del ballet, para urdir una propuesta contemporánea llena de imágenes que apuestan por la fuerza y contenidos predominantemente acrobáticos.

El trabajo de la compañía deja ver una danza diferente, intenciones de movimiento y patrones dinámicos, caídas, saltos y formas de desplazar el peso que generan una tensión constante en el espacio escénico y un estilo compositivo de grandes alcances.

Destaca el rango de movimiento y la diversidad de motivos en la interpretación, que obedecen a la sensualidad, el humor, la provocación, la violencia escénica, pero también la ejecución sutil, de tono emotivo, donde confluye la técnica y el dominio corporal.

El Ballet Nacional Dominicano presentó en el Teatro de la Danza un programa compuesto por 17 cuadros dancísticos dispuestos en una sola pieza, que aluden a la puesta en escena de la vida y cómo asumimos su complejidad. Destacan La vida continua, Ni tú, ni yo, Despedida en todo mayor, Vidas diametrales y Sin asombro, piezas que fueron acompañadas con la edición de una banda sonora a cargo de Michael Henríquez.

Como parte de su propuesta, que busca comunicar con otras técnicas de movimiento, teatro y multimedia, la coreografía se acompañó con diálogos de la emblemática película Lo que el viento se llevó, elemento hipertextual que dio soporte a la interacción de los bailarines.

Este montaje escénico presenta un concepto plástico frugal, que no limita la expresividad de la obra, más aún, da cabida a centrar la atención en la escena y los bailarines. El diseño de luces destaca por crear interesantes atmósferas, retratos emotivos, que transitan del ámbar hasta los estrobos para acentuar en todo momento el fulgor del movimiento.

Al borde de secuencias cada vez más intensas que llevan a un final inevitable, se escucha: Posdata: me haces falta amor… Me bebo un café amargo sabiendo que tu partida era inevitable y que esto llegó a la desdichada locura del final, mi sello es este. Posdata, te amo, aunque nunca nos conocimos del todo…  fragmento del texto original creado para la obra, que hizo eco en las emociones de los presentes.

El Ballet Nacional Dominicano es la máxima institución de danza en República Dominicana y congrega a lo mejor de esta disciplina en su país. Ha sido merecedor de los máximos reconocimientos artísticos de esta nación y goza de prestigio internacional por su labor creativa, de investigación y exposición de otras técnicas y lenguajes.

Se ha presentado en diferentes escenarios de México, Estados Unidos, Panamá, Ecuador, Venezuela, Cuba, Surinam, Colombia, España, Perú y Costa Rica. Su repertorio está integrado por obras clásicas y contemporáneas

 

Sobre El Autor

Revista virtual de danza y disciplinas afines. El objetivo es ampliar la cultura de la danza en la población, creando un espacio para la expresión de distintas formas de pensamiento en el ámbito danza y que se reconozca el papel social de lo profesionales que lo ejercen.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.