México, 18 de agosto de 2016

¿Por qué hemos dejado a un lado el sentir? ¿Tenemos la capacidad de mirar atrás y hacer una pausa para reflexionar acerca de nuestras emociones y sensaciones? ¿Por qué tenemos sentimientos ocultos y no los exteriorizamos?

Esas son algunas de las reflexiones que el Ballet Nacional Dominicano (BND) compartirá con el público a través de su montaje Guara ar iu filin, una catarsis escénica que podrá disfrutarse el martes 23 y miércoles 24 de agosto en el Teatro de la Danza del Centro Cultural del Bosque.

Guara ar iu filin

Guara ar iu filin

El BND es la máxima institución de danza en República Dominicana y, desde 1981, se ha dado la tarea de congregar a lo mejor de esta disciplina en su país. Por su aporte invaluable, ha sido merecedor de los máximos reconocimientos artísticos de esta nación, y goza de prestigio internacional.

La maestra Mercedes Morales, directora del BND, expresó que tanto para para ella como para su ballet, Guara ar iu filin tiene una relevancia importante porque retrata parte de su idiosincrasia como dominicanos y latinoamericanos.

El autor de esta coreografía es Francisco Centeno, originario de Costa Rica, quien sintió la necesidad de exponer como extranjero la particularidad de la cultura de República Dominicana a través del movimiento.

Sobre el contenido de la obra, el coreógrafo señaló que Guara ar iu filin aborda el tema del amor y el desamor, así como el mirar atrás y hacer una pausa para darle el tiempo a aquello que realmente necesitamos sentir. “Considero que estamos en un momento  donde se ha dejado a un lado  el sentir, el pensar en lo que se quiere emocionalmente y creo que necesitamos encontrar esa parte que se deja de lado cuando los intereses  son otros”.

Comentó además que los asistentes, a través de la pieza, podrán hacer una pausa y reflexionar acerca de las emociones y sensaciones del ser humano, especialmente “en la doble moral con la que se viven las relaciones amorosas en nuestro continente. Hay que reflexionar sobre esas emociones que todo ser humano tiene ocultas y no exterioriza”.

El Ballet Nacional Dominicano se fundó en 1981. Nació de la fusión  de los bailarines profesionales egresados de las dos principales escuelas de ese país, que pertenecieron a las profesoras Clara Elena Ramírez y  Magda Corbett.

La multipremiada bailarina Mercedes Morales es miembro fundador del Ballet Clásico Dominicano, actualmente Ballet Nacional Dominicano. Ha destacado como primera bailarina en los roles del repertorio clásico, como El lago de los cisnesRomeo y JulietaDon Quijote y Carmen.  En el 1993 creó, junto a Víctor Ramírez, la Compañía-Escuela Ballet Roto, que se ha presentado en España, Perú, Puerto Rico, Brasil, Panamá y México, entre otros países.

Por su parte, el director y coreógrafo Francisco Centeno inició sus estudios en el Taller Nacional de Danza en San José, Costa Rica. Ha colaborado con la Compañía de Cámara Danza UNA y la Compañía Nacional de Danza de Costa Rica, entre otras. Ha dirigido además la Compañía Nacional de Danza de El Salvador y la Escuela Nacional de Danza Morena Celarié, de ese mismo país. Fue también director adjunto del Ballet Nacional de Perú.

 

Sobre El Autor

Revista virtual de danza y disciplinas afines. El objetivo es ampliar la cultura de la danza en la población, creando un espacio para la expresión de distintas formas de pensamiento en el ámbito danza y que se reconozca el papel social de lo profesionales que lo ejercen.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.