Select Page

Bailan abuelitos en un asilo festejando la vida

Bailan abuelitos en un asilo festejando la vida

México.

Adultos mayores disfrutaron de ritmos que les recordaron a su juventud y en sus sillas de ruedas, con andaderas, y otro más parados seguían aquellas canciones que marcaron a esas generaciones.

De los 37 huéspedes del asilo Ángeles de Ayuda, más de 20 se unieron a la celebración, al igual que algunos de los trabajadores y sus hijos, compartieron de la experiencia con los residentes.

Mientras la música cambiaba de danzón a cumbia, salsa y chachachá, los empleados, organizadores y hasta el luchador Marco Corleone, bailaban con cada uno de ellos.

En entrevista, Marco Corleone, comentó que ya había participado en eventos similares pero principalmente con niños, y que ésta fue su primera experiencia con adultos mayores, lo que le hizo recordar que al igual que los niños, también están llenos de energía.

Admitió con una risa, que bailar no es su fuerte, sin embargo la presencia de su esposa y su bebe le impulsaron a sacar sus mejores pasos.

Por su parte Isabel Arriaga, una huésped con 70 años de edad, orgullosa dijo que ser jarocha y haber sido una excelente bailarina, estaba dispuesta y emocionada para bailar a pesar de encontrarse en una silla de ruedas.

Con una mirada inocente expresó que actividades como éstas la hacen sentirse querida, y le da gusto que la gente se una a estar con ellos en su casa. Desde su silla de ruedas, bailaba los diferentes ritmos, y reía viendo a sus compañeros disfrutar el evento, que grupo Martí les llevó, esperando con ansias el intercambio de regalos.

Entre los presentes, estaba Estefanía Chavero, con su niña de unos cuantos meses, bailaba con ella en un brazo, mientras que con el otro danzaba con uno de los viejitos la canción de Bule Bule.

La trabajadora de ese lugar, comentó que entre los huéspedes el más joven tiene 44 años y los más grandes son de 99; algunos fueron maestros, enfermeros, entre otras profesiones pero que ahora forman parte de la familia del asilo.

Durante el festejo, el organizador principal hizo un alto en el baile y comenzó el intercambio, las sonrisas y miradas se iluminaron, pero un silencio acompaño la entrega de regalos.

Cambiando refranes, cada huésped tenía como misión adivinar uno, afortunadamente todos pasaron la prueba y recibieron un regalo sorpresa, que consistió en utilícelos para tejer y bordar, gorras y calcetines, entre otros.

About The Author

Danza-RevistaMX

Revista virtual de danza y disciplinas afines. El objetivo es ampliar la cultura de la danza en la población, creando un espacio para la expresión de distintas formas de pensamiento en el ámbito danza y que se reconozca el papel social de lo profesionales que lo ejercen.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ANUNCIOS

-

Facebook

Twitter

Anúnciate aquí